26/11/2020

Hendrik Streeck, virólogo alemán y autor de un estudio clave sobre el COVID-19

Hendrik Streeck, virólogo alemán y autor de un estudio clave sobre el COVID-19

“El coronavirus es bastante menos mortífero de lo que creíamos”Después de un evento de ‘supercontagio’ durante los festejos del carnaval, el municipio de Gangelt se convirtió en el objeto de la investigación de este científico de Bonn.

Sus resultados aportaron datos sobre el rol de los asintomáticos, las posibilidades de propagación del virus y la polémica tasa de letalidad Nunca en la historia de la humanidad un virus había despertado tanta controversia como el SARS-CoV-2. Su origen, los mecanismos de infección, su grado de letalidad, la efectividad de los distintos tratamientos, la posibilidad de desarrollar una vacuna, las estrategias para detener su propagación. Todo está sometido a una intensa discusión, de la que no participan solo los especialistas. No hay nadie que no tenga su propia teoría sobre el nuevo coronavirus.

Lo más llamativo de ese ruidoso debate es que muy pocas de las opiniones que circulan se basan en evidencia científica sólida. Que un ciudadano lego fundamente sus opiniones en prejuicios es esperable. Lo curioso es que también muchos expertos emiten sentencias y recomendaciones prescindiendo de cualquier respaldo empírico.

Hendrik Streeck ofrece exactamente lo contrario. Dirige el Instituto de Virología de la Universidad de Bonn, es uno de los máximos especialistas alemanes en virus y lideró el estudio de campo más importante sobre el brote de coronavirus en Alemania. Entre marzo y abril, su equipo de trabajo realizó diferentes pruebas y entrevistas a una muestra de 919 vecinos de Gangelt, un municipio de 12.000 habitantes en el estado de Renania del Norte-Westfalia, que se convirtió el 15 de febrero en uno de los principales focos de contagio del país.

La investigación permitió extraer importantes conclusiones sobre cómo actúa el virus que tanto miedo despierta en el mundo. Por ejemplo, que la cifra de personas contagiadas puede ser cinco veces mayor a la oficial (este es el dato de su estudio, y él lo atribuye a un testeo muy agresivo, pero para Alemania en general la calcula entre siete y diez veces mayor), que la letalidad es una décima parte de lo que se creía al comienzo, que la probabilidad de contagio entre los habitantes de un mismo hogar es mucho menor a la que se sospecha y que gran parte de las infecciones se produce en ciertos eventos masivos, más que en el uno a uno.